Dean Potter, uno de los más extraordinarios deportistas extremos del mundo, falleció el pasado sábado, mientras trataba de volar su último salto base, en Yosemite, California.

Aquí lo ves sostenido sobre una cuerda cruzando Lost Arrow Spire.

D.E.P. Dean!