Anticipándonos a la Exposición Universal que se celebra este mayo en Milán, vamos a revisar la Exposición Universal de 1958 en Bruselas y el impacto creado en , a raíz de ella, por el moderno estilo de vida americano, que pronto fue adoptado en el Viejo Continente.

La Exposición Universal de 1958 en Bruselas, fue la primera, tras la Segunda Guerra Mundial. Con más de 45 millones de visitantes, se convirtió en un evento de masas.  La Exposición destacó el boom de los años 50, el avance de la moderna sociedad de consumo en la Europa Occidental. Los asentaban su ejemplo de modernidad en su estilo de vida, a través incluso de su pabellón flotante, cuya moderna arquitectura, era una metáfora de la moderna sociedad que había superado con éxito el periodo de posguerra.  Tras años de destructiva guerra, nuestra moderna sociedad basada en la dependencia del consumo, había nacido: TV, coches, equipos de alta fidelidad, supermercados y centros comerciales, reemplazaban al comercio tradicional de barrio. Mientras tanto, modernos apartamentos en los suburbios, con cocinas equipadas, pequeños electrodomésticos y tecnología en el hogar, se convertían en norma.

“America the Beautiful” un documental que muestra el espíritu del “estilo de vida americano” se estrenó en el gran Circarama (pantalla de 360º). Su director, , fue posteriormente galardonado con un y filmó más de 25 cortos que fueron exhibidos en la Exposición.

El lema de los norteamericanos en Bruselas fue, “una sociedad en transición”. Los Estados Unidos presentaban no solo su éxito, sino también su falta de miedo ante cuestiones sociales y culturales. Siempre bajo la convicción, de que el progreso social es el resultado de los esfuerzos colectivos de los ciudadanos libres, para resolver sus problemas.

El petróleo y la energía nuclear fueron temas principales de la Exposición Universal de Bruselas, mostrando las primeras señales, de lo esencial que iba a ser, satisfacer el hambre de energía para esta nueva sociedad basada en el consumo.

Nuestro showreel muestra el  “estilo de vida americano” de la época y su recepción en Europa.