Invierno  no significa, necesariamente, quedarse en casa pasando frío. De hecho se pueden desarrollar muchas actividades divertidas al aire libre. Da igual cuál sea tu preferencia entre la nieve y el hielo, entre esquiar, patinar, deslizarte o practicar snowboarding -dale una oportunidad a tus patines, tablas, trineos, esquís…y sácalos de paseo. Olvídate si tus talentos deportivos no están a la altura para llegar a ser Olímpicos,  un buen paseo por un paisaje nevado, es mucho mejor que quedarse helado en casa.