En Julio de 1933, una multitud de 40.000 personas, recibieron con júbilo la llegada del aviador Wiley Post en la ciudad de Nueva York. Había dado vueltas por el mundo, durante 8 días, completamente solo. La aviación, era todavía una aventura, y aviadores- y también aviadoras- como  Lindbergh, Post o Amelia Earhart  estaban dando señales importantes de que el avión, iba a convertirse en el principal medio de transporte en grandes distancias. Post usó una ala alta y un motor individual Lockheed Vega, uno de los más famosos aviones a principios de los treinta.  Nuestro archivo, escaneado desde cine a HD, muestra la bienvenida de confeti, que la ciudad de Nueva York, le brindó a Wiley Post tras su vuelo el 23 de Julio de 1933.

Más vídeos de Wiley Post en Framepool.